Newsletter 8 – El Toque del Entrenador

Newsletter 8 – El Toque del Entrenador

Vamos a empezar diciendo que no hay ninguna metodología de entrenamiento infalible. Todos somos diferentes y algo que le sienta muy bien a un individuo pueda que no le sirva a otro, ahí está el arte del entrenador, ahí está ese toque mágico que lo diferencia del resto.

Primero, conocer bien a sus atletas, esa es una ventaja, pero también conocer metodologías de grandes entrenadores y saber que se puede aplicar y que no. Matt Dixon de Purple Patch, conocido por manejar a CEOs de empresas reconocidas a nivel mundial con agendas muy apretadas, sabe que no puede generarles más estrés a sus clientes, el tiene una visión muy enfocada al descanso y a la eficiencia de los entrenamientos más que al volumen. Por otro lado, Brett Sutton, entrenador de Daniela Ryf, y famoso por sesiones de entrenamiento interminables, sabe que si el atleta puede tolerar una carga alta, hay que aplicarla para su mejor desempeño. Otra conocida entrenadora Siri Lindey del Team Sirius es conocida por sus transiciones de natación a ciclismo de baja cadencia, ella entrenó muchos años con Brett Sutton. Hay varios entrenadores reconocidos como Mark Allen, Dave Scott, Craig Alexander que han sido campeones mundiales, todos tienen mucho en común en sus entrenamientos pero a la vez son muy diferentes tanto en el trato al atleta como en al manejo de las cargas.

Es importante que tu entrenador además tenga su propio estilo, sepa para que sirven las diferentes metodologías pero las pueda modificar y aplicar según tu rendimiento. Encuentra alguien que te conozca y pueda potenciar tus fortalezas pero también trabajar aún más en tus debilidades.
El conocimiento es la clave, saber que es lo que te conviene fisiológicamente y que le conviene a tu metabolismo. El entrenamiento es la aplicación de estrés a tu cuerpo para que aprenda a tolerar más cargas, mejores ritmos, distancias más largas. ¿Cómo hacerlo para que sea eficiente y no te lesiones o sobrecargues?

AHÍ ESTA EL TOQUE DEL ENTRENADOR