Newsletter 16 – Talento VS Trabajo

Newsletter 16 – Talento VS Trabajo

Habemos quienes tenemos que trabajar mucho para alcanzar ciertas habilidades, hay quienes con muy poco esfuerzo las logran. Hay niños que se subieron a una bici y lograron equilibrar a la primera

Pero, ¿podemos competir con los talentosos a pesar de que nos cuesta más? 

La respuesta es sí. Pueda que no nos hayamos ganado la lotería genética y los astros no hayan estado alineados cuando fuimos creados, pero el que nos cuesten más las cosas, nos hace valorar más las conquistas y nos mantiene enfocados. 

El tener que intentar muchas veces nos vuelve consistentes, así nos levantamos todos los días a entrenar para bajar ese minuto en los 10k o para mover esos 10 watts más en la bici que nos permitirán esa victoria.

El hecho de no ser talentosos nos da un talento mayor. El “talento” del trabajador incansable. El saber que nos cuesta más, nos hace más fuertes, intentar e intentar todos los días nos hace mejores porque con cada brazada, con cada pedaleada, con cada paso nos acercamos más al objetivo. Definitivamente somos particulares, somos diferentes, asumimos nuestras debilidades y con el tiempo las volvemos fortalezas. Ese talento es el que se necesita en la vida. No somos mejores, somos más luchadores, y los que luchamos más, conseguimos más. Si, pueda que nos tome más tiempo, pero tenemos otro talento que se llama paciencia. Esa es la gran diferencia.